1.200 Estudiantes asistieron al Taller Educativo: “El Holocausto y los Derechos Humanos”Embajada Mundial de Activistas por la Paz

1.200 Estudiantes asistieron al Taller Educativo: “El Holocausto y los Derechos Humanos”

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos y la Universidad Autónoma de Tamaulipas participaron en el evento

No hay paz en una nación si no se respetan los Derechos Humanos de los ciudadanos. Y para vivir en una sociedad donde se respeten los derechos fundamentales, es necesario que las personas sean educadas con este fin y trabajen por él”. —Embajador Mundial por la Paz, Dr. William Soto.

En el gimnasio multidisciplinario de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), el 8 de junio de 2016, en Ciudad Victoria, la Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP) bajo el programa “Educar para Recordar” llevó a cabo el Taller Educativo: “El Holocausto y los Derechos Humanos”.

Alrededor de 2.500 personas, entre estudiantes de nivel medio, directores de diferentes instituciones educativas, docentes e invitados especiales, participaron en la actividad que tuvo como objetivo educar más allá de la transferencia de conocimientos mediante la formación en Derechos Humanos, valores y principios universales.

Entre los temas expuestos en el taller, tenemos: “La aplicación de los Derechos Humanos en la sociedad actual”, a cargo de la Lcda. Leticia Tavares, en representación del Dr. José Martín García Martínez, presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en el Estado de Tamaulipas (Codhet).

Asimismo, la Dra. Laura Gayter, subdirectora de Programas para la Integración Social y Cultural, expuso sobre el tema: “Identificando las señales de alarma en las nuevas generaciones y su solución al problema”.

El Dr. Francisco Guerra, coordinador nacional de la EMAP en México, dio apertura a la actividad educativa con unas palabras de  bienvenida, y agradeció a la Secretaría de Educación del Estado de Tamaulipas y a la UAT por el apoyo en el evento.

Guerra dio a conocer a los asistentes el Programa “Educar para Recordar”, a través del cual se desarrollan los Talleres Educativos: “El Holocausto y los Derechos Humanos”. En su alocución dijo:

“Los genocidios como tales tienen un origen y no son accidentes, no son cosas que ocurren por mera casualidad;  sino que los conflictos, los genocidios, atrocidades humanas, ocurren porque se dejan crecer las señales que son la forma como se gestan esta clase de delitos internacionales”.

Los jóvenes tienen el potencial para construir una mejor sociedad

Tavares en su ponencia “La aplicación de los Derechos Humanos en la sociedad actual” hizo referencia a la idea contemporánea de lo que hoy se entiende como Derechos Humanos, que ha permitido reformular el papel de las personas frente al Estado.

También señaló que de ninguna manera se podría entender sin analizar las repercusiones de uno de los genocidios más impactantes que ha tenido presencia en la historia de la humanidad.

Manifestó a los  jóvenes que deben ejercer su derecho de libertad de expresión y manifestación, denunciando las irregularidades de las que son víctimas o testigos, preparándose para ser ciudadanos con amplios conocimientos, entendiendo que son portadores de un amplio catálogo de derechos; estos deben usarlos de manera responsable y consciente.

 

 

 

Al finalizar su exposición expresó:

“Es por todo ello, desde la Comisión de Derechos Humanos del estado de Tamaulipas, reconocemos en ustedes el potencial que sin lugar a dudas redundará en la construcción de una mejor sociedad tamaulipeca con repercusión en nuestro país”.

Los valores se socializan

Seguidamente, la Dra. Laura Gaither en su discurso “Identificando las señales de alarma en las nuevas generaciones y su solución al problema” dijo:

“Los valores se socializan cotidianamente, los actuamos, no hay otra forma de aprender… se aprenden a partir de la socialización”.

Gayter explicó cómo todos los valores están relacionados con una forma de comportamiento, señalando que si una regla no tiene relación con un valor, esta no tiene sentido. Concluyó su participación diciendo:

¿Qué puedes hacer para promover la paz mundial? Ve a casa y ama a tu familia.

La falta de valores, educación e identidad

El MC. Jaime Murow comenzó su ponencia expresando:

“Durante la Segunda Guerra Mundial asesinaron a 55 millones de personas; 20 millones de rusos; 6 millones en Polonia; 180.000 en Lituania; y 6 millones de judíos de los cuales 1.5 millones de la edad de ustedes para abajo, sin deberla ni temerla por el odio e intolerancia a otro tipo de gente”.

Murow explicó a los estudiantes cómo sucedieron los genocidios, y preguntó:

¿Por qué seguimos matándonos? A la que los alumnos respondieron: por falta de valores, de conciencia, de respeto, de empatía, entre otras.

De igual manera, presentó un video que mostró cómo asesinaban a las personas durante la Segunda Guerra Mundial, así como eventos actuales en Irak. Murow finalizó su ponencia diciendo:

“No hay diferencia entre estos eventos tras 70 años, por la falta de valores, educación e identidad”.

Una historia que no debe repetirse

Dolly Hirsch es una sobreviviente de los campos de concentración y exterminio nazis. Nacida en el gueto de Vilna, Lituania en 1939. En 1944 fue llevada junto con sus padres y abuela materna a Auschwitz. Hirsch compartió su testimonio con los jóvenes que asistieron al taller.

“Soy sobreviviente de la vida”, fueron las palabras de Hirsch al comenzar la narración de su historia, en la que resaltó su paso por el tren, donde la gente estaba apretujada entre sí, donde había una sola ventana. Su mamá la escondía debajo de las barracas mientras se iba a trabajar.

Hirsch, mencionó que había botes de basura casi del tamaño de una persona, como de unos 80 o 90 centímetros de diámetro, allí la escondió su mamá.

Dolly Hirsch se muestra agradecida por el milagro de sobrevivir, y desea que su historia sea escuchada, con la finalidad que hechos como estos no vuelvan a repetirse.