Leo Heileman | Acto de Instalación en Sesión Ciencia, CUMIPAZ 2017

Leo Heileman | Acto de Instalación en Sesión Ciencia, CUMIPAZ 2017

Buenos días, Sr. Emilio Sempris, ministro de Ambiente de Panamá; Sr. Feliciano Jiménez, viceministro de Asuntos Indígenas de Panamá; Sra. Gabriela Lara, directora general de la Embajada de Activistas por la Paz; Sra. Mariam Wallet, presidenta del Foro Permanente de las Naciones Unidas para los Pueblos Indígenas; señores, señoras; embajadoras, embajadores; representantes de Gobiernos, organizaciones, academias, sector privado, sociedad civil, estimados participantes de esta CUMIPAZ. Muy buenos días a todos.

Es un honor acompañarlos en el inicio de esta Cumbre y sentir la alegría y el entusiasmo de todos ustedes que han llegado de lugares diversos de nuestra región y del mundo para reflexionar y dialogar sobre temas centrales para nuestro presente y nuestro futuro, como parte que somos de este maravilloso planeta. Es la primera vez que ONU Ambiente tiene la oportunidad de participar en este encuentro. Desde ya nuestras felicitaciones, Lcda. Lara, a usted y todo el equipo de colaboradores de la EMAP por la excelente convocatoria y capacidad de coordinar una actividad de esta naturaleza.

Esta Cumbre es una celebración de la diversidad de nuestros pueblos y una gran muestra de la voluntad de encontrarnos y reencontrarnos como parte de la naturaleza, y como personas comprometidas y dedicadas con el bienestar y buen vivir de nuestros pueblos.

Me conmovió mucho hoy el mensaje de apertura del Sr. William Soto Santiago, presidente ejecutivo y embajador de la Embajada Mundial, de la EMAP, porque era un llamamiento a nuestras almas, al corazón, era una muestra de amor por la humanidad, el amor por el medio ambiente, el amor por la biodiversidad; y era un llamamiento a todos nosotros a: trabajamos para el bien vivir de la naturaleza y de toda la humanidad.

Ustedes saben que nuestra región tiene la mala fama (yo digo “mala”), porque nuestra región es el más alto nivel de asesinatos de defensores de la Tierra, de defensores ambientales, de defensores de la biodiversidad y de la naturaleza. Y esta gente que da su vida por el amor del planeta, por darnos esperanza por el futuro, tenemos que hacer algo, tenemos que apoyarles, tenemos que hacer concientización de todos los pueblos; hay que trabajar con ellos, hay que apoyarlos, porque el planeta es nuestro futuro.

Entonces tenemos que redinamizar nuestros esfuerzos para la protección de nuestro planeta; y muchos de esos defensores son de pueblos indígenas, si no lo saben. Un mensaje de corazón.

ONU Medio Ambiente es la voz ambiental de las Naciones Unidas. Nuestro mandato es trabajar por la protección del ambiente en beneficio de un verdadero desarrollo sostenible; es decir, aquel que conjuga crecimiento económico, equidad social y ciudadana de nuestra Tierra, nuestra casa común.

Esta visión de desarrollo sostenible, que es el compromiso de toda la comunidad internacional plasmada en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (adoptado en el año 2015), pone el énfasis en la superación de las desigualdades: no dejar a nadie atrás.

Eso significa que todos somos protagonistas, que tenemos que poner nuestra atención en los que afrontan situaciones de mayor vulnerabilidad y que debemos trabajar mancomunadamente como eslabones de una misma cadena para poder hacer realidad las metas comunes, para alcanzar una vida en armonía con la naturaleza, en paz con nuestro entorno.

Y entre los pueblos del mundo, los patrones de producción y consumos dominantes de la vida moderna deben cambiar, y deben cambiar urgentemente; porque hemos visto en pocas décadas de qué forma los problemas ambientales derivados de la forma en que producimos y consumimos impactan muy gravemente en nuestro entorno y comprometen seriamente nuestro futuro y el de la Tierra que habitamos. Hablamos de la pérdida de biodiversidad, hablamos del cambio climático, de la contaminación de nuestros suelos, del aire y del mar, por los desechos de todo tipo que generamos.

Esos problemas ambientales que a veces por el lenguaje que utilizamos parecen un tanto lejanos a nuestra cotidianidad y a la de nuestras familias y amigos, nos afectan a todos de manera directa, y en particular a los que más dependen de los recursos naturales para su sustento de vida y a las poblaciones que tienen más dificultades para adaptarse a los cambios.

Por eso debemos juntos buscar e implementar las mejores soluciones para revertir los daños que estamos causándonos como consecuencia de nuestro estilo de vida no sostenible.

Esto implica desde cambios en nuestra vida diaria hasta políticas públicas que deben diseñarse e implementarse en los niveles políticos. Para ello, es indispensable el acceso a la información y la participación de todos en todos los niveles. Por eso les pedimos a todos: alcemos fuertemente la voz y comprometámonos por un mundo libre de contaminación.

Este es precisamente el tema central de la próxima Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, en el seno de las Naciones Unidas en la sede de la ONU Medio Ambiente en Nairobi, Kenia. En menos de dos meses la comunidad internacional, incluyendo presidentes, ministros de Ambiente, alcaldes, representantes de los grupos principales de la sociedad, se reunirán para determinar los esfuerzos que podemos hacer para avanzar hacia un mundo libre de contaminación; es decir, un mundo más sano para nosotros y nuestros hijos, donde sea posible vivir en paz y bienestar.

La Asamblea se reunirá del 4 al 6 de diciembre. En los días previos tendremos un foro global de representantes de los grupos principales, en el cual esperamos que la región de América Latina y el Caribe participe activamente con base en el proceso que se ha abierto a partir de una reunión de consulta regional que se realizó en junio de este año en Punta Arenas, Costa Rica, y en la cual contamos con la participación de la EMAP.

Los aliento a que continúen participando en estos ámbitos de trabajo de ONU Medio Ambiente con la sociedad, los aliento a contribuir al mensaje que la región llevará a la Asamblea, y, sobre todo, los aliento a ser protagonistas de la Asamblea mediante su compromiso personal hacia un mundo libre de contaminación.

Para expresar esos compromisos la Asamblea cuenta con una plataforma de acceso público. A dos meses de la Asamblea ya hay más de 400.000 compromisos registrados, incluyendo ciudadanos a nivel personal, organizaciones, comunidades, Gobiernos, que están dispuestos a asumir responsabilidades y continuar al gran cambio que estamos necesitando mediante acciones concretas y medibles.

En nuestra región se están dando pasos importantes en todos los niveles, tanto gubernamentales como no gubernamentales, incluyendo el sector privado. Pensemos, por ejemplo, en el número creciente de ciudades y países que están restringiendo el uso de bolsas plásticas. Felicitaciones, señor ministro, por el esfuerzo en Panamá de la ley de bolsas de plástico de un uso [Ley 492*]. Es un paso muy importante.

Es abrumadora la evidencia de contaminación de nuestros mares como consecuencia de los plásticos que vertemos en ellos; es algo muy grave y es algo en lo que podemos actuar ya; por eso ONU Medio Ambiente lidera la campaña “Mares Limpios”

Queda mucho por hacer, y el momento de hacer es ahora. Les deseo el mejor éxito en este encuentro que celebran y los motivo a comprometerse de manera activa con un mundo libre de contaminación.

Muchas gracias.