Fabio Cardozo Montealegre | "Despectivas del Post conflicto"

Fabio Cardozo Montealegre | "Despectivas del Post conflicto"

Bueno muchísimas gracias, muy buenos días a todos ustedes.

Bueno voy a hacer algunas precisiones que me parecen importantes sobre todo porque he estado atento escuchando esta primera parte de este ejercicio, de este evento tan importante.

Sin por supuesto antes dejar de agradecer la invitación que me hicieron ustedes para conversan con ustedes esta mañana y para compartir con ustedes algunas reflexiones que me parecen importantes.

Lo primer que debo advertir es que lo que está ocurriendo hoy en la Habana no es precisamente el acordar las bases para la paz en Colombia, lo que está acordando en la Habana es precisamente, es la eh, la construcción de un proceso que permita ponerle fin a una guerra que lleva 80 años en Colombia, una guerra que lleva, o por lo menos la guerra de tiro fijo que lleva más de 50 años en Colombia.

Eso es lo que se está haciendo la Habana, a partir de allí nos corresponde a nosotros ese post conflicto que realmente son post acuerdos, nos corresponde al conjunto de la sociedad colombiana emprender un proceso que conduzca al fortalecimiento y la ampliación de la democracia colombiana que es la paz realmente.

En Colombia no hay una democracia auténtica, en Colombia si hay una democracia electoral, hay una democracia partidista que ha sido parte fundamental de las razones por las cuales Colombia ha tenido pocos momentos en su historia distinta de sosiego y de tranquilidad.

Para hablar tan solo del siglo IX, en el siglo IX acontecieron catorce guerras regionales, dos con el ecuador, ocho guerras generalizadas y terminó el siglo IX a comienzo del XX con la guerra delos mil días y a partir de allí se inicia un proceso de instalación del sistema capitalista moderno, Colombia, que implicó el despojó de tierras para entonces, para habilitar mano de obra de la naciente industria colombiana, una industria motivada por la gran recesión mundial en los años 20 y que produjo digamos las primeras reacciones y los primeros levantamientos de sectores campesinos especialmente de bandoleros, de ese periodo que conocimos.

La preocupación es como hacer para que este proceso eh, que se está adelantando por parte de este gobierno eh, no termine languideciendo la memoria y no termine siendo un fracaso más para Colonia, que este proceso no termine como terminó el levantamiento de los campesinos que lideró Guadalupe Salcedo a mediados del siglo IX después de los acontecimientos del turpial donde arrinconaron de alguna manera a las fuerzas del orden pero que después en ese gobierno de transición que hubo del genera l Rojas Pinilla esta dicta blanda, terminaron después a los años asesinándolo, que describe esos acontecimientos García Marques en 100 años de soledad cuando grafica que parte importante de esos guerreros alzados en armas al mando del coronel Aureliano Buendía les fue colocada la cruz en la frente para después asesinarlos, como evitar que este proceso termine como terminó el levantamiento campesino de los años 60, en donde se hizo célebre un guerrillero liberal que se alzó en armas con unos primos y unos campesinos de clase media, de Manuel Marulanda Vélez, reclamando unos puentes y reclamando la apertura de unos mercados y unas condiciones mínimas para seguir actuando en Marquetalia, incluso estos días la prensa nacional trae consigo unas fotografías en donde mostraban que apenas el estado colombiano va a hacer el puente que no se hizo en el año 64 por las demandas de ese grupo de campesinos.

La respuesta del Estado Colombiano ha sido la respuesta que le dieron a Guadalupe Salcedo y que le dieron a las distintas expresiones campesinas, indígenas y de negros en Colombia, fue bombardear en Villa Rica, Río Chiquito, eh, Pato Guayabero, esa fue la respuesta del ejército colombiano y del Estado Colombiano más, unas demandas económicas que ascendías para entonces más o menos en cinco millones de pesos, y se convirtió posteriormente ese levantamiento campesino en el frente sur de las FARC y en la máquina de guerra que hoy está sentada conversado con el gobierno colombiano.

Como hace como este proceso no termine como terminó el intento que hizo el presidente Betancourt en los años 80, que concluyó con los acontecimientos luctuosos del palacio de justicia.

La única manera que puede este proceso arrojar resultados esperados es que el país emprenda una discusión que no propiamente está en la agenda, la agenda se está discutiendo aspectos tan centrales para la vida de la nación como el tema del desarrollo rural, absolutamente importante, si bien Colombia huy es un país con el 80% un poco más de las persona habitantes de las ciudades.

El conflicto si parte del campo y el conflicto tiene que ver con la tierra, sigue teniendo una gran incidencia el tema de la tierra en el conflicto colombiano.

Colombia que es una nación absolutamente desigual, la más desigual de toda la región, con un Gini vergonzoso en donde este pueblo que no tiene vivienda, el ganado y las vacas en Colombia habitan en cuarenta millones de hectárea en este país.

Ese asunto en el campo importante definirlo, ese punto primero y sobre todo porque la guerrilla y las FARC fue una expresión agrarista, fue un movimiento que se alzó en armas y que tuvo un respaldo importante de los sectores campesinos y rurales en Colombia.

Lo demás son elementos que tienen que ver con un proceso de transición, tienen que ver con garantías para la participación.

A mí me causa mucha o mejor a uno le causaría mucha riza afirmaciones como que en Cuba se le va a entregar a las FARC eh, al castrochavismo por ejemplo.

Yo estos días que me he dado como a la terea de nuevo releer los acuerdos y uno dice bueno, realmente lo que está en discusión es un asunto que son unos compromisos que ha debido el estado colombiano adelantar años atrás y evitarse ese hemoclìsmo que hemos vivido nosotros, esa tragedia que según el informe último de Basta ya doscientos veinte mil muertos en Colombia que eso es una cifra absolutamente alucinante.

Mire lo que le ha pasado al mundo por efecto de lo que aconteció a Paris, el mudo se ha conmovido y ha reaccionado como tiene que ser, pero fíjese ustedes una cifra de esas en un país en esta orilla del mundo que seguramente occidente ni conoce, ¡cual entrega al castrochavismo!,

¿Comprometerse a adelantar un proceso, un estatuto pa la oposición es entregarle el país al castrochavismo? o proponerse una salida como la justicia transicional.

Ahora yo lo escuchaba a usted en su intervención tan docta, cuando todos sabemos, aquí hay un magistrado del Alto Tribunal del Departamento, cuando todos sabemos que el derecho penal no ha servido pa resolver el problema social y político en Colombia, el derecho penal no nos ha servido a nosotros, cifras como que Colombia tiene un dato absolutamente aterrador, estos días que va a haber unos eventos a propósito del próximo 10 de diciembre que es el día internacional de los derechos humanos, nosotros queremos centrar nuestra atención en el tema de los desaparecidos en Colombia, más de cien mil desaparecidos en Colombia, en la más absoluta impunidad y la mayoría de esos desaparecidos, el responsable de esos desaparecidos en su gran mayoría es el Estado Colombiano, son las fuerzas de seguridad del Estado Colombiano, y el derecho penal.

Mire, el derecho penal se lo inventaron, el derecho penal resultó posterior al derecho laboral, el derecho laboral es para los trabajadores, el derecho penal es para los que no tienen trabajo, el derecho penal en Colombia ha sido como el derecho en su conjunto, ha sido el discurso del poder, es el discurso poderoso del poder, así como el derecho internacional, los crímenes de guerra son los crímenes que se le asignan a los vencidos, a los derrotados, los crímenes de guerra fueron los que sentaron y que les tocó comparecer en los tribunales de Núremberg, por un tribunal improvisado de los norteamericanos que por supuesto el mundo entero aplaudió y respaldo porque acabábamos nosotros de vivir una de las mayores catástrofes de la historia, cincuenta y cinco millones de muertos.

Pero lo mismo se le aplicó a Milosevic en los Balcanes y lo mismo ocurrió en Irac que fueron las, especialmente los tribunales que financia los Estados Unidos y que castigan y sancionan a los que vencieron con la, con el respaldo absolutamente reprochable y vergonzoso de las Naciones Unidas y con la justificación inexplicable también de los abogados y de los intelectuales que no hacen sino refrendar a ese derecho que se le aplica a los vencidos.

Lo mismo ocurre en nuestros campos y en nuestra historia, yo estoy seguro que donde el libertado Bolívar no hubiese ganado las guerras de independencia hoy sería un bandido, hoy sería innombrable en la historia colombiana, pero el general Bolívar sacó en bomba a Morillo y terminó con una copaciòn de tres siglos y hoy es nuestro prócer, el padre de la patria, pero el derecho es eso, el derecho no es la dogmática, el derecho no es la norma, el derecho es un recurso, es un discurso es unos argumentos para garantizar la convivencia y de ahí la validez y la importancia del derecho restaurativo y el derecho eh, y la justicia transicional que nos parece importante.

Pero les decía a ustedes que la única manera de pasar esta página, que la única manera de lograr condiciones que permitan la no repetición de estos acontecimientos, de interrumpir la espiral inclemente de la guerra y la violencia en Colombia, es que los colombianos y las colombianas asumamos como tiene que ser el respaldo de este proceso pero algo más incluso, hay algunos aspecto que no se le van a conceder a la guerrilla y las FARC y yo lo entiendo, por todo lo que ha acontecido, por todo el daños que las FARC también le ha hecho a la sociedad colombiana, por los márgenes ínfimos de respaldo que tiene la guerrilla y las FARC, pero hay aspectos que nosotros tenemos que alentar, por ejemplo el gobierno colombiana le ha dicho a la guerrilla y las FARC, mire, hagamos un acuerdo que termine con la dejación de las armas, con la entrega, con la entrega dice el gobierno, pero hacer dejación y sobre eso se ha armado pues toda una alharaca, en ningún lugar del mundo, en ningún espacio de la historia, cuando dos fuerzas se enfrentan y se disponen a emprender un proceso de negociación el uno le entrega las armas al otro, en ninguna parte, para no ir lejos aquí en Colombia, esa no es la primera vez que se emprende un proceso de negociación, ni el PRT, el PRT la tiró al mar, el M19 tiene por hay unos lingotes que va amenazando con hacer un monumento, el EPL hizo un parque en Medellín, en ninguna parte se entrega y sin embargo los noticieros que son además los legitimadores de ese discurso de las elites y del poder estaban pues armando y llenando pues de sal la herida.

Por supuesto a esa guerrilla no se le van a hacer ciertas concesiones, pero Colombia y la ciudadanía colombiana en un acto de responsabilidad tiene que insistir para que el modelo económico y de desarrollo se revise, se someta a discusión, quien le dijo a ustedes, quien le dijo a ustedes, que, el modelo económico en Colombia ha sido un absoluto fracaso, el modelo económico de Colombia el modelo de desarrollo colombiana tiene más de siete millones de víctimas, tiene un país de pobres, tiene doscientos veinte mil muertos, esa implementación del modelo de desarrollo.

Cuando uno revisa las cifras, usted sabe que las estadísticas pueden con todo.

Cuando a uno le dicen, mire pero es que Colombia es el país que más crecimiento económico tiene en la región, entonces un dice, bueno si no, bueno ahora con la ex torcida de petróleo se ha reducido digamos la expectativa de crecimiento, pero era 4.5 en los primeros años del presidente Santos y era, y cuando uno lo contrasta con la región incluso no solamente en la región sino en el mundo, dice efectivamente hay un incremento importante en la tasa de crecimiento económica del país, pero cuando uno empieza a desagregar esa tasa de crecimiento.

Usted dice bueno pero si un país crece a este ritmo porque razón, los guarismos que arroja el censo agrario que los invito a que lo revisemos, refleja semejantes realidades, que el 0.16 % de los dueños de la tierra tienen más del 30% de las mejores tierras del país, pues claro, pues las estadísticas, Colombia anualmente dice que per capital se lee libro y medio, libro y medio lo que pasa que hay señores como el profesor Valero pues que se empaca 100 libros al año pero los colombianos no leen y cuando uno desagrega las cifras, entonces resulta de que las cifras de crecimiento económico del país es porque el sistema financiera gana ingentes sumas de dinero.

Entontes realmente no es el país, son unos sectores del país porque el modelo económico de Colombia es lo que hace que el Gini que es el instrumento con que se mide la inequidad de Colombia lo ubica tan solo por encima de Ahitì, Colombia, y eso es lo que estos días estuvo la, digamos la, los cacaos en la Habana y diciéndole al presidente Santos que respaldan el proceso, dice oiga, presidente, eso hay que recibirlo con beneficio de inventario, respaldamos el proceso pero no vaya tocar un ápice del modelo de desarrollo en Colombia que ha sido absolutamente exitoso, exitoso pero pa sus familias, pa sus familias y sus descendientes que ya no hablan ni español porque estudian por fuera.

Pero ese es un modelo económico que hay que revisar si es que nosotros pesamos de verdad que este proceso valga la pena, con todo el respeto que el doctor Soto me merece, la paz no solamente que haya pronta justicia, que se conozca la verdad, si, no la paz sobre todo es que estas circunstancias que han generado este monstruo de la muerte empiecen a revisarse empecemos nosotros a discutirla por lo menos, se empiece a discutir estos debates importantes, ahora, eso significa también desarrollos importantes.

Con que elementos nosotros vamos a discutir, ¿tiene el pueblo colombiano condiciones para emprender un proceso de discusión de esta naturaleza?, hay aspectos que están vinculados estrechamente a estos post acuerdos, tiene que ser, mejorar las condiciones de educación del pueblo colombiano.

Mire yo estos días, el otro día estaba en el Brasil, y me decía un alto funcionario del Lula, decía Fabio ¿En dónde estudia tu hija?, yo tengo una hija,  en un colegio privado, y tus compañeros del equipo de gobierno en donde tienen sus hijos, en colegios privados, entonces dijo, nosotros estamos intentando aquí que los hijos de los altos funcionarios estudien en el sector público, dijo, es la única manera que se mejoran las condiciones del sector público, es la unía manera, yo estoy seguro que por ejemplo yo, yo andaría muy angustiado, yo fui estudiante en Santa Librada, eh, sí, pero en ese entonces era un gran colegio y en ese entonces la escuela pública era una buena escuela, yo estaría muy preocupado que la hija mía estuviera en una escuela pública, infortunadamente, pero estaría haciendo esfuerzos para que mejorara esas condiciones, porque de lo contrario el otro día, el otro día, la educación y la capacitación de la personas era una posibilidad de movilidad social, ya no, ya no, salen profesionales en condiciones de muchas precariedades, dificultades, el mercado laboral difícilmente lo absorbe, pero lo importante es que nosotros no perdamos la oportunidad de adelantar unas discusiones, el modelo por ejemplo de la democracia colombiana, al frente de las instituciones no están precisamente los mejores colombianos y colombianas, éste ha sido un sistema clientelar, es un sistema donde la gente no obra políticamente de manera libre, tiene que estar pensando digamos lo que puede significar esa decisión, ese acompañamiento.

Hay que mejorar, hay que fortalecer y hay que ampliar las estructuras y en general la democracia colombiana, si nosotros de verdad queremos y aspiramos que este país sea otro y no el que tenemos hoy es la única forma que tenemos nosotros de verdad de superar esa página.

Nosotros, nosotros, nosotros, muy buenos días, se me acabó el tiempo, después aspiro seguir **con ustedes, muchas gracias.