El Holocausto, Paradigma del Genocidio - Dr. Camilo Montoya

MODERADOR

Seguimos con la ponencia del Dr. Camilo Montoya Reyes, procurador delegado ante la Corte Suprema de Justicia y quien disertará sobre: “El Holocausto, Paradigma del Genocidio”.

El Dr. Camilo Montoya Reyes, es especialista en Ciencias Penales y Criminológicas de la Universidad Externado, realizó el Diplomado en Casación Penal por el Instituto de Estudios del Ministerio Público de la Procuraduría General de la Nación, es Magíster en Derecho Penal y Criminología de la Universidad Libre y Doctorado en Derecho Becario de la Universidad Libre.

Ha estado vinculado a la Rama Judicial durante veintinueve años, ha desempeñado entre otros, los cargos de: juez penal municipal, juez de instrucción criminal, fiscal delegado ante los jueces penales del Circuito, fiscal jefe de la Unidad de Investigaciones Especiales, fiscal delegado ante los Tribunales Delegados de Bogotá y Cundinamarca, magistrado auxiliar de la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia y procurador delegado para la Corte Suprema de Justicia, para la Casación Penal.

Damos paso entonces a la disertación sobre el: “Holocausto Paradigma del Genocidio” a cargo del Dr. Camilo Montoya Reyes.

DR. CAMILO MONTOYA REYES

PROCURADOR DELEGADO ANTE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

Muy buenos días para todos, mi cordial saludo para los miembros del presidium: Dr. William Soto Santiago, Embajador Mundial de la Paz, mi amigo y colega docente, Milton Fonseca, magistrado del Tribunal, aquí en Santa Marta, también a la diputada, Dra. Claudia Aaron, a Gina y a la otra prima que le acompaña también, mi cordial saludo con cariño, y mi cordial saludo también, para las autoridades académicas,  la Dra. Norma Vera de la Universidad del Magdalena, el ingeniero Iván Sarmiento, el coordinador  de la Embajada Mundial de Activistas por la Paz en Colombia, a los activistas y voluntarios como este servidor, que todos somos activistas  por la paz. En nuestro diario trasegar, podemos hacer algo por el bienestar del otro, por considerar al otro, por preocuparnos por el otro, a todos y a los miembros de la Policía Nacional, mi respetuoso saludo como procurador, y también a los miembros del Ejército.

El tema de esta disertación es el “Holocausto como Paradigma del Genocidio”. Escuchamos al magistrado Carlos Milton cómo explicaba que el Genocidio es un crimen internacional, y es internacional precisamente, porque el Derecho Penal Internacional se maneja a nivel de tratados internacionales, no por códigos domésticos; y a la vez es Derecho Penal, porque es un crimen y es objeto de sanción. Le interesa a la comunidad internacional su persecución, juzgamiento y sanción; sin embargo, el Holocausto, algo que quiero señalar, es que casi siempre sucede que la realidad fáctica, es la que propicia una realidad normativa, se da un factum, se dan unos hechos y como respuesta a esos hechos, se tipifican conductas, casi siempre ocurre así, casi nunca el legislador tipifica conductas que no sean verificadas en el mundo óntico, por ejemplo, secuestro por teletransportación. En alguna ocasión, alguien planteaba el punto, pero no está tipificado, porque no es posible todavía teletransportar a un hombre; ya explicaba el Dr. Soto en una conferencia, que se logró teletransportar un objeto, al parecer unos metros, pero todavía no tipificamos el secuestro por teletransportación, porque la realidad no se avizora hasta ahora no se evidencia esa realidad.

Entonces noten, que casi siempre es la realidad propiciando la realidad de óntica, la realidad normativa. Pues con el Holocausto sucedió lo contrario, que la realidad propicia una realidad normativa, pero la realidad normativa en respuesta a un hecho pretérito, se queda corta.

La Convención para la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio, se quedó corta, a pesar de los esfuerzos de Rafael Lemkin, en su momento, para que se tipificará la conducta incluyendo, decía Lemkin, a los grupos políticos. Por razones de negociación y de conveniencia, se excluyó a los grupos políticos, porque había intereses creados allí y no convenía que esos estados reconocieran, que perseguir a un grupo político para exterminarlo, era una forma de genocidio. Pero no solo se quedó corta la Convención, porque excluyó algún grupo, a los grupos culturales, a los grupos económicos, a los grupos sexuales; podría darse el caso también, en el caso de la homofobia, por ejemplo, traducida en ejecuciones de ese tipo violento. Se quedó corta también la normatividad, porque la realidad fáctica que evidenciaba el mundo, no la alcanzó a recoger la Convención para la Prevención y Sanción del Genocidio de 1948, y menos el Estatuto de Roma de 1998.

Me explico, si miramos lo que leía el Dr. Milton, que certeramente lo hacía, y nos citaba las conductas genocidas, esas cinco conductas genocidas, vemos que Hitler hizo más que esas, Hitler cometió genocidio desde cuando empezó a impedirle al pueblo judío, que expresara su fe religiosa. Hitler cometió genocidio, cuando empezó a matar a los rabinos, Hitler cometió genocidio, cuando persiguió a los disidentes políticos, si se hubiera incluido como el delito, la persecución contra los disidentes políticos, recuerden que en “La Noche de los Cuchillos Largos”, él asesina a los mismos…. él como autor mediato claro está, no de propia mano, longa manus, asesina, a través de la policía secreta de la época, a los miembros de su mismo partido, del Partido Nacional Socialista de los Trabajadores, que abreviado significa Nazi; a los miembros del partido nazi, los asesina esa noche, y algo curioso que tiene el Holocausto, y por eso se connota en el ámbito internacional, como un paradigma. Es paradigma significa modelo, paradigma significa modelo insoslayable; yo no puedo eludir ese modelo si lo tengo como paradigma; por eso en educación, se propone romper paradigmas que es lo que propone el Dr. Soto, que la educación no vaya dirigida exclusivamente; (escuchaba al Dr. Soto hace un momento) que la educación no vaya dirigida exclusivamente a la razón, sino que también se educa en el corazón, pues eso en pedagogía, eso rompe paradigmas. Porque cualquiera dirá, no, es que le está metiendo sentimiento a la enseñanza, a la educación, pero Hitler sembró el odio, a través de su ministerio de educación y de propaganda. Él sembró odio, el antisemitismo lo traía sembrándolo desde cuando publica el libro “Mein Kampf” “Mi Lucha”, lo que quiere decir que a Hitler lo eligieron personas, que sabían a quién elegían.

Al partido nazi lo eligieron en las urnas, el partido nazi no llegó al poder de facto, el partido nazi no se tomó el poder por la fuerza, fueron seres humanos que votaron por ese programa político; he ahí la importancia del voto consciente, del voto informado. Y miren ustedes, que los que perpetraron el Holocausto no fueron monstruos. Cuando se enseña el Holocausto, que es lo que tanto insiste la Embajada Mundial de Activistas por la Paz, a través de los proyectos del Dr. William Soto, con esos proyectos de Ley, que ya lo entregamos también en Guatemala, a los miembros del Congreso de Guatemala, en Panamá se está haciendo ese trabajo, el Dr. Soto en toda la América Latina, cuando se quiere enseñar sobre el Holocausto, es precisamente para dejar en claro eso, que los perpetradores no eran monstruos, porque si a un niño se le dice, es que todo eso lo hizo un monstruo, entonces el niño va a decir: ¡Ah! no eran seres humanos, eso nunca volverá a ocurrir.

Pero no, el Holocausto lo perpetraron personas que llegaban a sus casas  a consentir a sus niños, Hitler llegaba a consentir a su pastor alemán, después de visitar los campos de concentración, y si bien es cierto, muchos soldados de las “SS” y muchos soldados perpetradores del Holocausto, se suicidaron y entraron en crisis psicológica, y tuvieron que tener tratamiento, porque no resistían matar tantos seres humanos. La mayoría asintió, la mayoría en forma tácita o expresa, estuvo casi que de acuerdo; porque se dice, por algunos autores, que esos cadáveres incinerados olían, que esos gritos en los guetos se escuchaban.

Anoche en la inauguración en el claustro, que  hermoso claustro, Dr. Milton, el de la Universidad del Magdalena, esa Galería Internacional de Fotografía, eso es una belleza para que la conozca el mundo. Y me gustó mucho acompañar al señor Embajador Mundial de la Paz, porque siempre los foros que se hacían, la exposición fotográfica formaba parte del foro y aquí quiso el señor Embajador, que la exposición fotográfica sobre el Holocausto, fuera otro espacio académico aparte, y veíamos en una de las fotografías, que no la había visto en ninguno de los países donde he acompañado al Dr. Soto, unos niños con su brazo estirado con una vasijita y el  alambre lastimándole el rostro al niño judío, acompañado de otros niños, mendigando un mendrugo de pan.

Entonces, ¿cómo se puede decir que esas personas eran monstruos? Eran monstruos en cuanto a la irracionalidad que expresaron con sus actos, pero eran muy humanos, y por eso el Tribunal de Núremberg, juzgó y condenó a gran parte de esos asesinos, que no fueron los alemanes, hay que ser conscientes, es el imperio nazi, porque hoy en día Alemania es modelo ante el mundo, porque reconoce el Holocausto como el Genocidio más documentado de la historia, para contrariar a los negacionistas; porque hay personas que niegan el Holocausto.

También Alemania repara a las víctimas del Holocausto, Alemania enseña sobre el Holocausto, lo que América Latina está pretendiendo realizar a través de la iniciativa del Dr. Soto, que todos los parlamentos, los congresos estatuyan, como lo decía la diputada Claudia hace un momento, que se estatuya, se instituya la enseñanza del Holocausto, como una cátedra transversal en las universidades, en las escuelas, en los colegios.

En Paraguay, tuvimos la experiencia con el Dr. Soto y con unos jueces federales de Argentina, expertos en la Shoah, de realizar un Congreso Internacional Docente; claro, inicialmente el cupo era para 120 profesores del Paraguay, llegaron 500, solo pudieron realizar el Congreso 150 y esos docentes reconocían, que el Holocausto lo veían como una horas de cátedra, simplemente unas horas, como unas páginas de la historia que se pasaban allí de soslayo, y eso claro, es importantísimo enseñar, para tener en claro eso.

Estoy precisando por qué el Holocausto es el Paradigma del Genocidio, así como el genocidio, lo explicaba el Dr. Milton, es el crimen de crímenes, es el crimen capital, porque no hay mayor forma de lesividad y de insensibilidad, que pretender exterminar a un grupo por su condición de tal; no por lo que el grupo haga, porque es que Hitler no persiguió a los judíos porque practicaran la religión judía, porque muchos se quisieron hasta por salvar su vida, renunciar a ella; pero no se aplicó derecho de autor, perdón, no se  aplicó derecho de acto, lo que se aplicó fue derecho penal de autor: yo lo castigo a usted, por lo que usted es, no por lo que usted haga, así usted deje de ser judío, usted será víctima, y usted perecerá. ¿Por qué? Porque sencillamente, el hecho de tener abuelos judíos, ya lo hacía objeto de criminalización, y de persecución, y de detención en un campo de concentración.

Otra característica del Holocausto, que lo convierte en el paradigma del Genocidio, es el grado de lesividad tan marcado, seis millones cien mil judíos, aproximadamente, exterminados; pero no acabó con ese pueblo, ese pueblo sigue vivo, y cuántos Nobel le ha dado al mundo. Pero aun así, la lesividad no se deriva sólo de los seis millones cien mil judíos, porque el Holocausto no es un problema netamente judío, el Dr. Soto llama la atención a que no enfoquemos el Holocausto como un problema que únicamente tuvo como víctimas a los judíos, porque eso es una manera de relativizar, porque decimos ¡ah! no, eso fue un problema allá de esa etnia, de esa religión, eso es un problema fragmentario, no, el Holocausto es un problema universal, dice el Dr. Soto, el Holocausto es un problema que toca a todos los miembros de la familia humana, que no esté enfocado como crimen contra la humanidad, pero es un crimen contra la humanidad desde el punto de vista material; tuvo como víctimas a los gitanos Rom o gitanos romaníes, tuvo como víctimas también a los disidentes políticos.

Hitler cometió politicidio, ven que la realidad no alcanzó a ser cobijada desde el punto de vista de óntico con la norma. ¿Por qué Hitler cometió politicidio? Porque persiguió a los disidentes políticos y crea un solo partido y se apodera del parlamento del Reichstag, y luego desmorona el Estado Derecho; pasa a ser la cabeza del poder ejecutivo, la cabeza del poder legislativo, la cabeza del poder judicial y no contento con eso, se hace declarar presidente de la Corte Suprema en esa época. Crea también la figura de un procurador general de bolsillo, según esa época, donde sencillamente, pedía una revisión de un caso y ese funcionario estaba obligado a solicitarle a la Corte que ese caso se revisara. Está el ejemplo de sacerdote que fue condenado a dos años de prisión, por el delito de abuso del derecho a predicar; miren un ejemplo de los delitos de la época, que hace que el Holocausto sea el Paradigma del Genocidio, un sacerdote en una misa, católico, estaba orando y dice: “Oremos por las personas que están en los campos de concentración en condiciones infrahumanas, elevemos una oración al Cielo por ellos”. Pues eso llegó a los oídos del Führer y el Führer dice: ¡Ah! Orando por los que yo estoy criminalizando, o sea, que está en contra mío, ese señor es enemigo del imperio y el sacerdote es capturado, el delito ya estaba tipificado, abuso del derecho de prédica; lo condenaron a dos años de prisión; paga los dos años de prisión y había otra característica que tenía el imperio nazi en su sistema judicial y era que la persona que purgaba la pena, no expiaba la deuda si el estado la consideraba peligrosa.

Entonces si una vez purgada la pena, la persona era declarada peligrosa, podía ser recluida en forma indefinida en un campo de concentración, el sacerdote se consideró peligroso y fue recluido en un campo de concentración en forma indefinida allá perdió la vida, eso es solo un ejemplo, hay otro de un homosexual que fue condenado a unos años de prisión Führer a esa figura del personaje que tenía ante la corte, solicita la revisión del caso y lo condena prisión perpetua, porque se creyó que la pena para el homosexualismo era muy corta, una pena de unos años de prisión, que merecía la prisión perpetua.

Entonces miren que si uno revisa el Holocausto, no tanto como para pasar una página de la historia, sino lo revisa desde el punto de vista sociológico, desde el punto de vista histórico, desde el punto de vista psicológico, va a encontrar que la realidad no alcanzó a ser conglobada con la norma, es decir con la norma nació cojita allá en su momento, desde allá tiene falencias, ¿cómo no ahora que estamos en el 2014 en pleno siglo XXI?

Otro tema del Holocausto que lo convierte en el paradigma, es que todas las conductas que desplegó Hitler fueron respetuosas de la ley, Hitler no violó la ley, Hitler acato la ley, porque primero se cuidó de dictar leyes discriminando, rebajando al pueblo judío a una ciudadanía de segunda clase, expulsando a los profesores universitarios por el hecho de ser Judíos, entre esos está la anécdota que les recomiendo la revisen porque el tiempo no me lo permite de Hans Kelsen y Carl Schmitt, Kelsen rector de esa gran U, dictando una conferencia en el exterior se entera de que había perdido la rectoría ¿Porque? por ser Judío y Carl Schmitt su gran compañero y contradictor académico a quien Kelsen había llevado a la academia, lo ascienden a él a rector de esa universidad y todos los profesores se unen para firmar en protesta contra el Führer, porque dicen pero como a una eminencia como Hans Kelsen lo van a echar de la universidad de la rectoría por ser judío, si es una eminencia, el autor de la “Teoría Pura del Derecho”, entre otras, y claro Carl Schmitt dice no, yo no firmo, esto es un problema de pureza racial, que pena con mi amigo Hans, esto es un tema… la raza hay que depurarla y así por el estilo.

Entonces miren que uno dice muchas veces, no es que ese delito se cometió, lo cometieron unos bárbaros, unos monstruos y se cometió violando la ley, eso es curioso, se cometió precisamente al amparo de la ley. Los Genocidios casi siempre el perpetrador es el régimen y casi siempre esa es la dificultad de la corte penal internacional, para investigar ese tipo de conductas, no es fácil llegar a la evidencia.

Y finalmente las prácticas que exhibe el genocidio y en este caso el Holocausto son totalmente desbordan la irracionalidad, las prácticas médicas, las prácticas de trabajo forzado hasta que la persona muriera, la práctica del sometimiento al hambre, y todas estas prácticas que ustedes muy bien conocen, pues desbordan hasta la imaginación del ser humano; y pensar que eso se cometió en menos de 70 años, no ha transcurrido un siglo, aún hay personas vivas, que eran niños de esa época, hoy sobrevivientes.

Por eso decía yo anoche en el claustro que esta labor que hace la Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP), cuando exhibe esas fotos, cada foto blinda la verdad, cada testimonio de un sobreviviente blinda la verdad, construye una muralla, para proteger esa verdad histórica y los sobrevivientes…. ya la Embajada tiene testimonios de sobrevivientes que infortunadamente se han ido, han desaparecido, pero está su descendencia y ellos asintieron en dejar su testimonio; y ese testimonio es el testimonio vivo de la barbarie, de que la verdad no se puede distorsionar; porque no solamente hay antisemitismo, hay antisionismo también, personas que odian a Israel como Estado.

Entonces se blinda esa verdad y evita que el tiempo la corroa, evita que el tiempo destruya esa verdad y eso es preservar la verdad histórica. Gracias Dr. William Soto por preservar la verdad histórica con el Proyecto Huellas para no Olvidar.

Muchas gracias.