Discurso en Foros “Educando para No Olvidar. El Holocausto, paradigma del genocidio” - Senadora Mirtha Gusinky

Discurso en Foros “Educando para No Olvidar. El Holocausto, paradigma del genocidio” - Senadora Mirtha Gusinky

Palacio Legislativo

Asunción, Paraguay

Lunes, 17 de marzo de 2014

 

Senadora Mirtha Gusinky

Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado

 

Muy buenos días. Excelentísimo señor Presidente de la honorable Cámara de Senadores, senador Julio César Velázquez; Embajador Mundial de la Embajada Mundial de Activistas por la Paz, pacifista internacional humanitario, investigador, Dr. William Soto; Magister en Derecho Penal y Criminología, Tratadista de Derecho Penal, Procurador ante el Tribunal Superior de Colombia, Dr. Camilo Montoya Reyes; historiadora e investigadora del Holocausto, profesora Dra. René Ferrer; Directora General de Derechos Humanos del Ministerio de Relaciones Exteriores, ministra Nimia Da Silva; abogado Alejandro Rubín, Cónsul Designado del Estado de Israel; señora Andrea Machaín del Centro de Información de las Naciones Unidas en Paraguay; señor Jacques Horn, hijo de la sobreviviente del Holocausto Estera Brom; señores miembros del cuerpo diplomático, autoridades presentes, estimada amiga, Escribana Mayor de Gobierno, Marta Narvaja; señores representantes del cuerpo diplomático; señor Coordinador ante Paraguay de la Embajada de Activistas por la Paz, abogado William Paras; autoridades presentes, estimados miembros de la prensa.

Como Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos me siento complacida en poder impulsar tan importante actividad. Es un honor dirigir estas palabras en el marco de este Foro, que nos enseña a mirar el pasado para labrar un mejor futuro. La labor invaluable, desarrollada por la Embajada Mundial de Activistas por la Paz nos permite recorrer las páginas de la historia para enmendar errores que le han costado a la Humanidad sangre y lágrimas. Recordar los hechos pasados nos permite corregir los errores en miras de un mañana mejor.

Desde la Comisión de Derechos Humanos y desde el Congreso Nacional, exhortamos a mantener viva la memoria histórica de las atrocidades ocurridas durante la Segunda Guerra Mundial. Es una obligación para todos los que trabajamos en favor de los Derechos Humanos: No podemos olvidar las terribles lecciones que dejó para la humanidad el Holocausto. Acciones como las que aquí se están presentando permiten evitar que hechos tan lamentables, humillantes y degradantes vuelvan a repetirse.

En consecuencia, es perentoria la necesidad que se reglamenta a través de una ley, la integración a la malla curricular del estudio de la tragedia ocurrida; y así los educandos obrarán conocimientos y conciencia de las atrocidades ocurridas en este pasado cercano.

Por Resolución N° 684, de fecha 20 de febrero del 2013, el Ministerio de Educación y Cultura ha declarado de interés educativo el proyecto “Huellas para no olvidar” organizado por la Embajada de Activistas por la Paz.

Consideran a este proyecto de suma importancia por encargarse de transmitir constante y masivamente, a las nuevas generaciones, las evidencias de la dureza que significó el Holocausto para el pueblo judío y toda la Humanidad; además de concienciar a la población mundial de que están dadas las condiciones para que este tipo de hechos se repitan, si nos quedamos pasivos o indiferentes ante las circunstancias. En este contexto cabe resaltar que esta misma iniciativa la han llevado a cabo en más de 19 países de Latinoamérica y Europa.

En ese sentido merece la pena mencionar también la Declaración Universal de los Derechos Humanos en su numeral 26, que señala “Que la educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto de los derechos humanos y de libertades fundamentales. Favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos y religiosos, y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz.”

En su Resolución 60/7 del 1° de noviembre del 2005, de Naciones Unidas, “se insta a los Estados Miembros a que elaboren programas educativos que inculquen a las generaciones futuras la enseñanza del Holocausto con el fin de ayudar a prevenir actos de genocidio en el futuro.”

Nos unimos con la Embajada Mundial de Activistas por la Paz en este evento, para cumplir con los objetivos de educar, promover y difundir los Derechos Humanos, evitar la reiteración de hechos de esta naturaleza y fortalecer el esquema de valores de la sociedad contemporánea, instando a las personas presentes a la formación de espacios educativos en los cuales se pueda educar para la paz; teniendo como baluarte los principios fundamentales, como el respeto a la vida y el amor al prójimo.

 

Es importante destacar que así como Hitler utilizó la Educación como herramienta para sembrar el odio, nosotros también la utilizaremos pero para educar para la paz. Muchas gracias.