Discurso en Conmemoración del Día Internacional en memoria de las víctimas del Holocausto, Congreso de Perú - Sr. Yossi Aviram

Discurso en Conmemoración del Día Internacional en memoria de las víctimas del Holocausto, Congreso de Perú - Sr. Yossi Aviram

Sr. Yossi Aviram

Agregado Cultural, Comercial y de Cooperación Internacional de la Embajada de Israel en Perú

Sr. Juan Castagnino Lema, Presidente de la Liga Parlamentaria Perú-Israel; congresistas presentes, Embajadora de Polonia, Embajador de Guatemala; Sr. Christian Sánchez, Oficial Nacional de Información de las Naciones Unidas para el Perú; Dr. William Soto de la Embajada Mundial de Activistas por la Paz; Sr. Oliver Schramm, Ministro Consejero y Encargado de Negocios de la Embajada de Alemania; Dra. Nelly Fuentes de Sánchez, Coordinadora del proyecto “Huellas para no olvidar” en el Perú; Rabino Guillermo Bronstein, Rabino Abraham Ben-Amu, rabinos, pastores; Presidente de la Superintendencia de Seguro y Bancas, Sr. Daniel Schydlowsky; y damas, caballeros; y en este evento, los más importantes: los sobrevivientes, Sr. Hirsz Litmanowicz, Sra. Esther Karl, y todos los sobrevivientes presentes aquí en el Perú.

Primero que nada expreso el saludo fraterno del embajador Modi Ephraim, quien se encuentra en Israel. Hago extensivo su agradecimiento a la Embajada Mundial de Activistas por la Paz, por mantener vivo el recuerdo de las víctimas del Holocausto a través del proyecto como “Huellas para no olvidar”.

Hoy estoy parado aquí frente a ustedes, y conmigo hay cinco sombras que ustedes no pueden ver, pero son las sombras de todas aquellas víctimas que también pudieron estar presentes.

La historia del pueblo judío en Israel se remonta a miles de años. A lo largo de este tiempo establecimos una nación, un templo, pero lamentablemente también fuimos víctimas de expulsiones de conquistas que no nos permitieron manejar nuestra vida.

Durante la Segunda Guerra Mundial fuimos víctimas del racismo, la intolerancia y la persecución durante el régimen nazi. Más de seis millones de judíos, un tercio de nuestro pueblo, fueron asesinados de una manera metódica con gas, fusiles y fuego, sólo por ser judíos. Lo que quedó de ellos fueron cenizas.

Aquellos que lucharon por sobrevivir en condiciones casi imposibles para un ser humano, aquellos que lucharon por levantarse de esas cenizas, volvieron a la vida y concretaron el sueño de restablecer la nación en el lugar nacional del pueblo judío en Israel.

El Holocausto es una muestra de que Israel debe ser fuerte e independiente, que mantenga la responsabilidad de velar por su propia existencia. Además es muy importante seguir trabajando con nuestros amigos en todo el mundo por la paz, la tolerancia y la armonía.

El Holocausto es el conjunto de historias personales que nos lleva a la obligación de contarle a las futuras generaciones que barbaries como esta no deben repetirse nunca más.

Aunque todavía existen organizaciones y regímenes extremistas que dicen que el Holocausto nunca existió, es importante hacerle un llamado de atención al mundo y entender que todavía la Educación no le ha ganado la batalla al antisemitismo.

Las lecciones que dejó el Holocausto servirán para seguir combatiendo el odio y la intolerancia de cualquier tipo.

Qué bueno sería que en todas las escuelas del mundo se incluya en el currículo el capítulo del Holocausto, y así enseñar a nuestros hijos sobre el verdadero significado de la intolerancia, el racismo y la falta de moral.

Cada uno de los sobrevivientes que existen en el Perú y en el mundo, constituyen un testimonio de vida para la humanidad, y una respuesta para aquellos que dicen que el Holocausto no existió.

Yo los saludo y los felicito por su valor, y les digo: Hablen y cuenten. Y a los que escuchan les digo: Compartan la historia y eduquen.

Quiero dar mil gracias a “los justos de las naciones” y a los luchadores contra el régimen nazi, que encontraron el coraje y la osadía de resistir en esa época tan difícil.

Reitero mis felicitaciones a la Embajada Mundial de Activistas por la Paz, por este proyecto tan creativo que permite a los sobrevivientes del Holocausto permisar en su disidencia su propia victoria y transmitir todas las lecciones que dejó el Holocausto.

Muchas gracias y shalom.