Dip. Olga Ferreira de López, Presidenta de la Honorable Cámara de Diputados - Lanzamiento de proyectos de la EMAP en el Congreso de Paraguay

 

Muy buenos días. Saludo respetuosamente al señor Presidente del Congreso Nacional, senador Blas Llano; al señor Vicepresidente de la Honorable Cámara de Diputados, el compañero Amado Florentín; señora Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Senadores, señora Blanca Fonseca; señor Representante de la Embajada Mundial de Activistas por la Paz, William Soto; diputados, diputadas, amigos, colegas senadoras y senadores; a todos ustedes, tengan muy buen día.

 

Como parlamentaria me congratula participar de este tipo de actos y eventos donde se presentan proyectos de ley encaminados de alguna manera y de alguna forma, a contribuir con la paz en nuestro país; que lastimosamente vemos afectada todos los días por la violencia proveniente tanto de personas particulares como integrantes de un terrorismo y del crimen organizado.

 

Creo firmemente que la paz es posible, que la paz podemos conseguir; y aún más con iniciativas de organizaciones altruistas como la Embajada de Activistas por la Paz, que busca por sobre todas las cosas trabajar por la superación, el bienestar, la felicidad y la paz de la familia humana, y la sustentabilidad del planeta Tierra; a través del desarrollo de proyectos y campañas en el marco de valores y principios universales, de los Derechos Humanos y el Derecho de la Tierra.

 

Como bien lo ha dicho, Dalái Lama, al recibir el Premio Nobel: “La paz, en el sentido de ausencia de guerra, es de poco valor para alguien que se está muriendo de hambre, que se está muriendo de frío. La paz sólo puede durar donde los Derechos Humanos se respetan, donde la gente está alimentada, y donde los individuos y las naciones son libres.”

 

De esta manera vemos que la paz real se puede lograr solamente si cumplimos con una serie de acciones previas, que nos comprometan a todos a elevar niveles de democracia y transparencia, de educación y combate a las desigualdades, al desarrollo y bienestar general.

 

En este caso venimos a conocer proyectos de leyes, y les invitamos a todos a conocerlos, y también podríamos plantear hasta mejoras si las instituciones lo consideran; sobre todo, debemos convocar a un entendimiento para que estos proyectos normativos, en especial aquellos vinculados a los Derechos Humanos, requieren siempre de la participación de los actores directos: técnicos especializados en la materia, responsables institucionales y la ciudadanía en general, desde sus inicios hasta ser Ley de la República.

 

El Paraguay, señoras y señores, debe buscar la paz a través de esta convergencia de proyectos e intereses, para convertirnos en un sociedad justa, en la cual el Estado de Derecho, y sobre todo el pleno respeto de los Derechos Humanos, constituyan los elementos condicionantes para las acciones de los poderes públicos.

 

Señoras y señores, por la paz se trabaja, por la paz se lucha; es el compromiso de todos y es mi compromiso. Muchisimas gracias