Conclusiones | Foro "Educar para Recordar" Universidad Club Militar Los Trupillos, Santa Marta, Colombia

Dr. Camilo Montoya Reyes

Bueno, escuchando atentamente a los ponentes, veo que ha sido un foro de mucha altura; cuando comenzaba el foro yo veía que.... y ocurre casi siempre, Milton habrá notado la solemnidad de los himnos, casi siempre un foro académico no comienza con tanta solemnidad, nosotros los académicos somos muy informales, pero yo decía: y es que esta solemnidad se amerita, se amerita porque no es un foro, para disertar solamente, no es un foro para botar corriente con ideas, y todos especular sobre un tema sino que la Embajada Mundial de Activistas por la Paz, y lo que quiere el señor Embajador Mundial de la Paz, es un foro proactivo, está moviendo a la acción; y este foro nos ha dejado enseñanzas claras, como lo señalaba unas de las..., de quien hizo el uso la palabra la doctora Claudia Aarón, de que debe haber proyectos para enseñar el Holocausto, avalando la propuesta del doctor Soto.

Entonces esta es una manera de socializar, esa propuesta de crear a manera de cátedra transversal y en escuelas y colegios la enseñanza del Holocausto. Porque vemos que hay muchas cosas que de pronto ignoramos de esa página negra de la historia.

También el poder de la educación. Se señalaba que la educación debe ser valorada y no neutra. Ese poder de la educación es clave para prevenir la atrocidad genocida.

De la conferencia del doctor Milton Fonseca, destaco la claridad, porque nos contextualizó en que el genocidio es un crimen internacional, explicó el aspecto objetivo del delito, las conductas; pero también explicó que hay un aspecto subjetivo, sino está el ánimo de exterminar al pueblo nunca la conducta será genocida. Entonces ahí hay una enseñanza muy importante para considerar la tipificación de la conducta en el ámbito de ley refrenda como bien señalaba el doctor Milton, o en el ámbito de la política criminal, como en el caso de nosotros.

Y en el caso de la ponencia que he tenido, pues yo destacaría que ahí hay una dicotomía entre legalidad y legitimidad. Las actuaciones de Hitler fueron legales, pero nunca fueron legítimas. La legalidad se establece cuando yo como funcionario cotejo la conducta con un código, por eso se dice que no hay que ser procedimentalistas, si no procesalistas; un procesalista es un filósofo del Proceso Penal, de las Instituciones socio jurídicas, de las Instituciones jurídicas del Proceso Penal. Entonces si un fiscal coteja su conducta mirando solo el código, muchas de las acciones serían legales; puede solicitar una orden de captura y el juez de control de garantías la expide, algunos jueces de control de garantías antes de expedir una orden de captura solicitan que por ejemplo si la persona ha sido cita y si no ha sido citada no libran la orden de captura, a menos de que se tratara de un asesino en serie: un Garabito.

Entonces miren lo que nos enseñan el Holocausto es que muchas actuaciones fueran legales, pero nunca serán legítimas porque la legitimidad exige una ponderación mayor la legitimación se coteja de cara al respeto de los Derechos fundamentales, no artículos de un código.

Yo creo que en conclusión podremos decir como dice el doctor Soto: “Es mejor educar para prevenir, que juzgar para castigar.”

Muchas gracias.