Arturo Estrada Camargo | Firmas de Convenios ALIUP y Universidades en México

Arturo Estrada Camargo | Firmas de Convenios ALIUP y Universidades en México

Subsecretario de Educación Superior y Superior

Nuevo León, Monterrey, México

Muy buenos días, todavía porque falta unos minutos para llegar a las doce del día.

Quiero saludar muy especialmente al doctor William Soto, creo que es un gran privilegio el que este día nos acompañe y esté presente en este recinto, pues que es insignia para nuestra alma mater, la Universidad Autónoma de Nuevo León y que lo estamos disfrutando y que pues que es testigo de lo que hoy se firmó algo muy importante.

Se acaba de retirar por sus actividades de trabajo el magistrado Gonzalo Carrillo; lo conozco en su actividad jurisdiccional y mencionaba hace unos momentos su actividad diaria, es sobre los derechos fundamentales, derechos humanos y determina en sus resoluciones o sentencias, el que una persona pueda tener una mínima sanción o una sanción de acuerdo a su actividad delictiva o no, en su caso. Es uno de los mejores magistrados, y ustedes lo escucharon en sus palabras.

Saludo también muy cordialmente a nuestro amigo Gregorio Treviño, impulsor en el estado de estas actividades y que a través de los años siempre ha contribuido a la cultura, a lo que es la armonía y a lo que estamos viendo hoy, la paz en el estado.

Agradezco a Ana Cristina Rodríguez por habernos facilitado estas instalaciones y dele las gracias a nuestro señor rector el ingeniero Rogelio y salúdelo de nuestra parte. Gracias Cristina. 

A todos los integrantes del presídium, me llamo fuertemente la atención el ejemplo que Ricardo menciono hace unos momentos, y yo creo que nos va a quedar grabado lo del lobo y el conejo; el comportamiento del ser humano es similar, cómo lo estamos educando, a veces olvidamos, verdad que nuestros jóvenes estudiantes deben de tener en la currícula de cada una de las instituciones donde cursan algo preponderante y que es el tener la cultura de la paz.

A mis amigos rectores de las diferentes instituciones del estado de Nuevo León los saludo cordialmente, y les felicito por firmar este convenio; a los representantes de las diferentes autoridades, en especial el Presidente Municipal de Monterrey, que hizo la inauguración de este acto.

 La razón de ser de todos los que participamos en educación, nuestros alumnos nuestro objetivo principal que son día a día, y que son ustedes. No quiero abundar mucho porque ya se mencionó todo.

Felicito a la Embajada Mundial de Activistas por la Paz y a la Alianza Internacional Universitaria por la Paz, por trabajar con tanta pasión por un valor social que necesita ser rescatado y practicado: la paz.

Hoy en la mañana al ver los documentos, que eran correspondientes a esta sesión me recordó una de mis clases en la facultad de derecho, teoría del estado, el maestro era Alberto García Gómez un personaje, porque sus actividades habían sido desarrolladas en la actividad de las embajadas y consulados mexicanos, y él tenía un libro y  su ilusión era la siguiente en su libro me decía: deseo la universidad de la paz, deseo que exista, y deseo que los jóvenes mexicanos participan en esta actividad; por ahí tengo su libro y me recuerdo, y se los menciono a ustedes, sé que en alguno de los países ya tenemos universidades de la paz, fomentémosla.

Va nuestro compromiso como autoridad educativa en el estado de Nuevo León y a nombre del señor gobernador del estado y la secretaria de educación de que en la currícula de cada una de las instituciones participantes de las cuales nosotros vemos todos los días se incluya esto, que es la cultura por la paz.

Va nuestro compromiso a partir de este instante y va nuestro compromiso también para tener la cátedra sobre la cultura de la paz, en la cual invitare a todas las instituciones de educación superior en el estado para que participen en ella.

Los felicito ampliamente por la firma de este convenio. Felicito el estado de Nuevo León por haberlo recibido y sobre todo a ustedes jóvenes universitarios. Tengamos presente que la paz nos llevará a ser felices y que en nuestro estado y en nuestro México, reine precisamente esa felicidad, porque la paz es el principio para cada uno de nosotros. Muchas felicidades y un abrazo a todos ustedes. Gracias.