“Alcance de los instrumentos internacionales para prevenir y sancionar el genocidio y otros crímenes internacionales” - Dr. Franco Marcelo Fiumara

“Alcance de los instrumentos internacionales para prevenir y sancionar el genocidio y otros crímenes internacionales” - Dr. Franco Marcelo Fiumara

Video Relacionado:

 

¿Qué tal? Muy buenas tardes. ¡Qué honor estar aquí con todos ustedes!, queridos hermanos de América Latina, de América del Norte, de Centroamérica, de Italia, de Israel.

Realmente me enorgullece y me siento muy honrado de poder participar. ¿Y por qué les digo esto? Por una sencilla razón: Todos y cada uno de ustedes (en la cual me incluyo), estamos aquí por un solo mensaje: un mensaje que nace del corazón y que tiene que ver con generar ámbitos de paz; y todos nosotros tenemos activamente que luchar para que eso sea posible.

Otro tema fundamental... En el fondo noto jóvenes, y eso me enorgullece muchísimo también, porque yo en un momento fui joven (no mucho tiempo atrás) y a veces no entendía en qué participaba y por qué, pero tenía que cumplir para poder recibirme o poder laurearme.

 

Y realmente hoy —a la perspectiva—, como mi padre me enseñó, que me decía: “Estudiá, estudiá, estudiá; y siempre pensá en el bien común”, me tiene aquí enseñando, y enseñando mensajes de paz. Y si hay jóvenes, hay esperanza; si hay jóvenes, hay futuro; si hay jóvenes, hay paz, seguro; así que también los felicito por participar.

Quiero agradecer, quiero agradecer a la Lic. Gabriela Lara, a Francisco Guerra, a mi amigo Camilo Montoya Reyes; también a Rodríguez, que lo tenemos por aquí escondido (de Argentina), quien siempre me participa activamente.

Pero por sobre todas las cosas, uno tiene que saber ser agradecido y comprender los mensajes, y cuál es el fin de todo esto; y hoy lo voy a hacer con dos personas en especial, que quizás por una cuestión generacional nos superan en experiencia; y después quiero que me acompañen egoístamente con un aplauso, no por mí, quizás no lo merezca, pero sí por las dos personas que quiero mencionar después de que escuchemos los motivos.

Uno de ellos es el Dr. William Soto Santiago. Doctor, lo que usted hace es maravilloso: un mensaje de paz, trabaja por la paz, y lo que estamos hoy iniciando con este seminario, agarró las tres vertientes más importantes de cualquier sociedad: justicia, equilibrio, educación, proyección, diplomacia, diálogo; y para comprender eso nos podemos ver todos y cada uno de nosotros: uno al lado del otro somos de distintas etnias, somos de distintas ideas o pensamientos políticos, somos de distintas nacionalidades, pero tenemos un mensaje común: es que, vivir en hermandad y prosperar por la paz.

Y por segundo lugar, antes de aplaudir, esta mañana... tuve el honor de conocerlo anoche en la cena, a mí me emociona muchísimo realmente. Yo soy italiano, soy argentino, soy por igual [palabras en italiano 4:20]. No tengo (si tengo que decirles) una pertenencia fuerte por uno de los dos países. Me siento por igual con los dos. Son puentes de paz, son verdaderos puentes de paz.

Y anoche tuve el honor de conocer una persona o las personas que me enternecen mucho y nos dejan unos mensajes de vida, de esperanza, y que nace del sufrimiento mismo, por lo cual hoy aquí nos tienen reunidos; que es David Feuerstein, que nos acompaña su hija en este momento.

Nació en Sosnowiec, en Polonia; y sobrevivió al Gueto de Varsovia y posteriormente a Auschwitz. Y él nos acompaña con su ancianidad, con sus años, con sus canas, con su experiencia a cuestas; al igual que el doctor William.

Por eso quiero, por favor, que le brindemos a esos dos un fuerte aplauso, si me lo permiten. (Hija de David, para ti también. Muchas gracias)

Como un buen italiano siempre hablo mucho, pero bueno, vamos a la reunión, que es muy importante.

Estamos en el año 2015, hay efemérides justamente este año (tenemos un grupo de Argentina que nos acompaña), de uno de los primeros genocidios o el primer genocidio del siglo XX, el genocidio armenio, que se tomó como fecha insignia el año 1915, 24 de abril, y que estamos conmemorando los 100 años.

Por suerte, muchas naciones están reconociendo como tal, el primer genocidio perpetrado, en el cual Hitler dijo que “podemos ir adelante con el judaísmo porque ¿quién se acuerda de los armenios?” (palabras más, palabras menos). Y así fue, así fue.

Y por eso también se cumplen 80 años, por la inactividad internacional, por la comunidad jurídica, política y diplomática o educativa, de las leyes, de las tristemente leyes raciales de 1935; pero 70 años del fin de la Segunda Guerra Mundial.

Pero bueno, algo positivo, volvemos al inicio, algo positivo; se cumplen también 70 años en poquitos días más, el 18 de noviembre, del inicio del juicio principal de Núremberg, del juicio que señaló e hizo historia hasta el futuro.

Lógico, quiero empezar todo esto para poder comprender la dinámica de los juicios en Núremberg. Tenemos que remontarnos un poquito a la historia. Una historia no tan reciente, pero que habla de Moisés, padre y guía de los hebreos.

Moisés recibió las tablas de la Ley de Dios, los 10 mandamientos, que fue una de las fuentes del Derecho en el cual todavía hoy a la fecha nos seguimos inspirando. Y esa tabla tenía preceptos que hoy en día utilizamos y que todos tratamos de que se sostengan en una sociedad. Es: no robarás, no matarás, respetarás a Dios, respetarás a la familia. Qué sencillas las palabras que nos dieron las tablas de las 10 leyes en uso común para el judaísmo, para los hermanos mayores del cristianismo, del catolicismo, pero también del islamismo.

Pero lamentablemente fue pasando la historia; estamos viendo un enfoque religioso y llegamos al Imperio romano, a la República romana, con un enfoque laico; un enfoque religioso, por si queremos ver otra perspectiva de la implementación de un estado de derecho llamándolo a la época; no Estados como conocemos en la actualidad, sino como se conocían dos mil años atrás, que también nos dejó varias normas de Derecho de hoy, de aplicación del Derecho romano.

Y hago estas pequeñas reseñas, porque tienen que ver justamente con todas la dinámicas, porque muchos dicen: “Te olvidaste de Hammurabi...” No, no nos olvidamos, pero quiero ser puntual con algunos casos específicos.

Vuelvo con la italianidad. ¿Todo esto qué nos enseña? El maestro Ferrajoli (al cual yo sostengo permanentemente en todas las veces que tengo oportunidad de disertar) nos enseña que todos estos preceptos que nombramos: no matarás, no robarás…, sean religiosos y laicos, fueron plasmados como bienes jurídicos; en especial, proteger la vida como bien supremo. Estos bienes supremos protegidos, dieron a las comunidades lo que hoy conocemos como seguridad jurídica.

 

Fíjense qué importante: venimos de los mandamientos, del judaísmo, del catolicismo, del cristianismo, del Imperio romano y llegamos prácticamente a la actualidad. Y para no seguir con Ferrajoli, yo quería explicar una cuestión, elegí un autor clásico alemán, que seguramente mis colegas abogados que me acompañan (Daniel Rafecas permanentemente, con quien tengo el honor de compartir muchas jornadas), hoy elegí utilizar a Claus Roxin, para darles algunas definiciones jurídicas.

¿Y por qué elegí a Roxin? Hablamos de jóvenes. Roxin en un tiempo fue joven, nació en 1930 en Alemania, tres años antes de que el nazismo asumiera el poder.

¿Y qué nos enseña Roxin? Las finalidades puramente ideológicas no protegen bienes jurídicos; por la misma razón estaría vedado proteger finalidades ideológicas mediante normas jurídico-penales.

Un ejemplo (claro que yo lo venía manifestando solapadamente): “El mantenimiento de la pureza de la sangre alemana” en la que se basó la provisión nacionalsocialista de la llamada vergüenza racial, no es un bien jurídico en el sentido aquí descripto. Por eso les expliqué, como nos enseñaba las tablas, cuáles eran los bienes jurídicos que hoy en día seguimos respetando.

Y también nos deja otra importante definición, que como bien nos enseñaba el señor Embajador de la Paz, que actualmente viene pasando en Medio Oriente: Lo mismo valdría también para la obligación de seguir teorías ideológicamente menos reprobables (reprochables). Llámese Isis, Hamás, Boko Haram, Hezbolá... tengámoslo presente porque sobre el final vamos a verlo.

Lógico, vamos entrando en forma dinámica (como decía yo) a lo que son los Juicios de Núremberg.

Para que estén los Juicios de Núremberg, el nazismo tuvo que asumir el poder. Y el nazismo llegó al poder por vía legal: sistema parlamentario de Gobierno, presionando o no presionando logró mayoría parlamentaria, y el Káiser, perdón, Von Hindenburg, le hace formar gobierno a Hitler. Hitler asume en 1933 —como decía.

Poquito tiempo después, en el mes de abril, el 7 de abril de 1933, del mes del mismo año, ya con el primer campo de concentración establecido en Dachau, muy cerquita de Múnich (quien vaya a Múnich no puede dejar de ir a Dachau; yo creo que fue la primera vez que entré en un campo y me impactó fuertísimo; todavía hoy llevo esa marca en mi mente que no la puedo borrar), establece una ley para el restablecimiento del servicio civil profesional.

Nada dice como título, pero su reglamento, su estatuto reglamentario sí que va a decir. Va a decir que está prohibido o será considerado judío para ocupar esos cargos (que solamente iban hacer para los arios), quien descendía o quien profesaba la religión judía; una gran contradicción a los nazis, que ya profesaban la pureza racial.

Pero el nazismo fue un simposio de corrupción y de contradicción, como todos sabemos, ¿no?

¿Y qué hizo el nazismo justamente para poder cooptar, en definitiva el poder, consolidar el poder definitivamente, con la triste realidad que sabemos en la actualidad? Utilizó tres estamentos del Estado como línea fundamental de gobierno. Uno, la educación; instrucción educativa con un con un Ministro de Educación que hizo quemar libros en frente de la universidad, Hindenburg. Libros que todos hoy, psicólogos que si están aquí no hubiesen podido conocer, como Freud, Erich Maria Remarque, Marx, el que tiene una idea hablando comunista, socialista. Fíjense qué autores tan importantes (tantos otros –que no es el tema– los dejo sin mencionar).

Por otro lado, cooptó la justicia, creó los Volksgericht; porque después de algunas cuestiones que le habían sido en la justicia contradictorias, sacó a todos los jueces judíos de la Corte, sacó a todos los jueces socialistas de la Corte o de la distintas Cortes; pero no le alcanzaba, entonces creó los tribunales populares, por este tristemente célebre sujeto que era el presidente del Tribunal, Roland Freisler.

¿Qué nos deja la justicia asesina de los Volksgericht? Y digo asesina, de los colegas… (tristemente colegas, porque no dejaban ser jueces, ¿no? Muy lejos de ellos estamos. Creo que Ana María me acompaña en lo que digo). Asesinaban gente por pertenecer a un colectivo, colectivo judío.

Tenemos el caso de Katzsenberger, que por haberle apoyado (a la hija de su amigo) la mano en el hombro, se lo consideró una ofensa a la raza alemana y fue guillotinado a través de una sentencia judicial, una sentencia asesina.

Como esto no alcanzaba, también a los chicos de la Universidad de Múnich, al grupo de Rosa Blanca, Sophie y Hans Scholl, que fueron juzgados y fueron también guillotinados por oponerse a la guerra, por oponerse al nazismo. Eran jovencitos, muy jovencitos, apenas llegaban a los 20 años.

Como si fuese poco, hablando de política y diplomacia, y todos lo habrán visto, lo que fue la Operación Valkiria, hace poquito tiempo a través de la película de Tom Cruise, que quizá sacó más a florecer lo que había sucedido con la resistencia alemana. Lógicamente, como no podía hacer menos, ejecutó a través de sentencia judicial a Von Stauffenberg, que fue sumariamente ejecutado con sus colaboradores más directos, con Ulrich su secretario; los ejecutó y con una modalidad en la ejecución de la pena: lo tenían que colgar en la prisión de Plötzensee, muy cerquita de Berlín, con cuerdas de piano. Son tan fuertes, tan fuertes, esas imágenes, que no se permiten divulgar y siguen estando en el archivo de Berlín (con permiso se le puede ir a ver), tremendamente fuertes. Esa era la justicia alemana.

Lógico, todo esto se debía a un juramento de lealtad que había que hacerle al ahora sí Führer, después que muere Von Hindenburg y asumiera el poder Adolf Hitler, el poder total, la sumatoria del poder público: “Juro que seré leal y obediente al Führer del Reich y del pueblo alemán, Adolf Hitler, respetar la ley y cumplir conscientemente los deberes de mi cargo, y para esto invoco la ayuda de Dios” (Profanó a Dios, así era Hitler).

Pero este juramento para todo funcionario público, docente de aula, personal diplomático, miembros del Poder Judicial, es lo que llevó hasta última instancia, a 1945, la guerra. Porque no importaba la debacle, importaba el juramento de lealtad al Führer (que se los acabo de leer).

Lógico, todo esto no alcanzaba, entonces había que buscar amigos internos. Tres premisas, tres premisas eran el basal fundamental del nacionalsocialismo, de su ideología más radicalizada, o la ideología más radicalizada en la historia de la humanidad.

15 de septiembre de 1935. Las famosas leyes raciales: la ley de la bandera, y la ley de ciudadanía del Reich. Aquí en esta ley, quizás, está el secreto de todo, y tuvo mucho que ver también un ministro que nació en nuestros pavos argentinos: Walther Darré, que estaba a cargo del RuSHA y era el encargado a partir de aquí, desde su oficina, de entregar el certificado de pureza racial. Quien no lo obtenía era súbdito, pero quien tampoco era súbdito en poco tiempo más iba a sufrir las consecuencias, como los miembros de la comunidad judía, los miembros de origen judío; y como si esto fuese poco, también los homosexuales, también los gitanos, o también los que pensaban políticamente distinto.

Hitler, presidente de Estado, Führer, compara a los judíos, lo pone todo en una gran bolsa con el comunismo y el capitalismo (discúlpenme que voy pasando pero el tiempo ya se acaba); y también empezó a vulnerar todos los tratados a través de su discurso criminal en el cual los judíos iban a ser eliminados, “la raza judía”, que acá ya hay una ley justamente, en el convenio sobre genocidios; como bien lo hablábamos con Daniel Rafecas, la raza no existe, es una parodia nazi que se inventó, biológicamente no es comprobable; o sea, que ya acá es una de las cuestiones que uno puede atacar, y puede ir trabajando para que se pueda modificar, y enganchar (como bien dijo Daniel Rafecas) todas las posibilidades que podemos lograr de modificación en positivo.

Hitler violó todos y cada uno de los tratados internacionales que sus diplomáticos firmaron, el Acuerdo de Münich, el Pacto de Ribbentrop-Molotov, el Convenio con Italia, con el fascismo italiano, muy tristemente (que seguramente el Dr. Carrozzino mañana nos va a ilustrar con su alocución cuando hable de educación).

Y comienza la Segunda Guerra Mundial: 1 de septiembre de 1939. Poquito tiempo después (8 de octubre) comienza la época de la guetoización. Todos los judíos o todos los polacos de origen judío comienzan a marchar hacia los guetos. Sus características: hacinamiento, hambre, frío, enfermedades (que no podía ser curadas) y desconexión total con el mundo exterior.

Poquitos años después, prácticamente dos añitos después, orden y comienza la invasión, la Operación Barbarrosa con la invasión a la Unión Soviética, distintas directivas como hizo Heydrich, también la orden de los comisarios soviéticos que – y libra, como yo les expliqué, a todos los judíos… en el discurso de Hitler con el comunismo, empieza a ejecutarlos; empieza a funcionar… Hace poquitos días escuchamos tristemente cómo Netanyahu se equivocó en una de sus declaraciones cuando puso al Mufti que había aconsejado a Hitler… No, a Hitler no lo aconsejó nadie. Era su ideología.

Ustedes saben que escribió “Mein Kampf” en la cárcel porque no alcanzó a cumplir la pena, fue liberado. Si la Justicia hubiese operado, quizás a Hitler lo hubiésemos evitado, pero bueno.

Comienzan las ejecuciones sumarias con los Einsatzgruppen, y hay un famoso decreto: Decreto Noche y Niebla, que es el mismo día que Japón entra a la guerra y que tiene que ver con los desaparecidos dentro del nazismo, desaparecidos políticos. Y acá empiezan ejecuciones, en Shat tenemos las primeras fosas y los primeros informes de que niñitos, que eran los máximos enemigos del Reich, eran asesinados también en fosas comunes; como aquí Shulamit Fojnsztejn en el “aktion de Ponary” [diapositivas], muy cerquita de la capital de Lituania, del cual me tocó en un homenaje tener su fotografía en la mano y también me marcó muchísimo.

Y ya con toda esta información, con estas fotos, tenemos el 13 de enero del 42 la Declaración de Saint James, en la cual se iban a poner de acuerdo para llevar a los autores, coautores, de la malvedad jurídica que les correspondiese bajo juzgamiento. Lógico, todavía no se tenía idea de cómo, cuándo y dónde, porque era muy temprana y  la maquinaria bélica alemana estaba llegando hasta Stalingrado prácticamente.

Gracias a Dios la guerra le fue adversa al nacionalsocialismo, Partido Obrero Alemán. Terminó el nazismo hitleriano… porque tristemente vamos a ver, como bien nos explicó Rafecas, que hay nazis en argentina, nazis que no respetan las diversidades. Una cosa loca, ¿no? Porque yo creo que no entrarían en el estereotipo racial que trazaron los mismos nazis.

¿Y qué es lo que se encuentra, para llegar después de finalizar la guerra? Se va a empezar con los Juicios de Núremberg. Se decide por Núremberg. Contó un recorrido histórico de acuerdos, de Moscú, la Comisión Integral Aliada, pero sobre todo, impostan cuando van a definir que se van a juntar en Londres el fiscal Jackson designado por Truman. Roosevelt había fallecido.

Comienza a trabajar arduamente y convoca a una conferencia en Londres; y el 8 de agosto de ese año se logra – se firma la Carta de Londres que le da nacimiento justamente al tribunal; al tribunal que se va a celebrar en Núremberg.

Muchas veces y en muchos tratados ven que la Carta de Londres es donde está tipificado por primera vez los crímenes de lesa humanidad. Está en el estatuto del Tribunal Penal Internacional, firmado en Berlín el 6 de octubre de 1945. Lo que pasa es que una cláusula del mismo Tratado dice que se adjuntará a la Carta de Londres.

Y aquí tenemos, como yo les expliqué con unos relatos históricos, hablando de lo que ya habíamos vivido, de lo que había sucedido al colectivo armenio, y que Lemkin ya venía forzando para lograr una definición. Y se logra poner de acuerdo, y justamente condenar o tipificar, la figura de conspiración. Es muy importante, porque a futuro eso va a cubrir también a Eichmann en Jerusalén, que se basan en ello.

Guerra de agresión, vulnerar las fronteras, crímenes de guerra, y por sobre todo, crímenes de lesa humanidad, que es nuestro antecedente directo, tres años posterior para la Convención del crimen de genocidio.

Se desarrollaron los Juicios de Núremberg, se llevaron a cabo las penas de muerte (y nos vamos apurando porque el tiempo apremia)… pero yo también quiero dejar demarcado una cuestión fundamental de estos juicios: No solo fueron condenados personas, sino que fueron condenadas instituciones, como bien nos enseñaba Roxin cuando habla de instituciones o ideologías.

Fueron condenadas las SS, todo lo que tenía que ver con las SS, el Partido Nacionalsocialista y las oficinas de seguridad del Reich. Fueron declaradas instituciones criminales. Todos los que pertenecían a esos movimientos eran criminales por el solo hecho de pertenecer; con una excepción: taquígrafos y choferes de los camiones que utilizaron para los convoyes, que no se hubiese comprobado que participaron en forma directa.

Participaron a través de la Conferencia de Wannsee todos y cada uno de los estamentos del Estado, y por eso fueron llevados a juicio (inteligentemente) todos y cada uno de los estamentos del Estado. Sí, oficinas, ministerios, ahí fue condenado Walther Darré; pero con una particularidad: también empresarios. Cuando nosotros hablamos de los crímenes de Argentina hablamos de la Junta Cívico-Militar.

Fíjense, qué antecedentes mismos nos enseña el Tribunal de Núremberg con las empresas privadas que se hicieron ricas y usufructuaron mano de obra esclava, y también estuvieron colaborando con el genocidio judío.

Eichmann no se privó absolutamente de nada, él vivió entre nosotros; él se fugó, se refugió por utilización de la jurisdicción universal; lógicamente crítica. No quiero que lo tomen como la crítica global después de lo que sucedió, pero sí se da a Israel cuando lo captura y se lo lleva para su juzgamiento; esa era una de las cuestiones de aplicación de jurisdicción universal; quizá las formas no fueron las más correctas, pero ¿se podría haber hecho de otra manera?

En el edificio de la Corte (quienes han acompañado con la Embajada de Activistas por la Paz cuando tuvimos el honor de visitarlos) está el expediente presentado por su esposa, solicitando un habeas corpus por el paradero de Adolf Eichmann (que una de las fotitos acá nos enseña).

Él fue juzgado, y el fiscal Gideon Hausner, dijo: yo acuso en representación de 6 millones de personas, cuyos restos y cenizas están esparcidos en suelo polaco, en suelo europeo. Tristemente ¿no? “Nunca más”, solicitaba también; y en Argentina vamos a tener el “nunca más”.

Vamos a seguir avanzando. Después de la condena de Eichmann, y hablando un poquito también de Argentina y de lo que ha sucedido en Argentina; y con esto vamos concluyendo.

Sudamérica. Guerra fría (no ajeno a todo). Acuerdo del Plan Cóndor. Colaboraron todas las dictaduras entre sí, pero hay algo que justamente, tristemente, nos hermanó con Chile, y que tuvo que ver con el asesinato del general Carlos Prats y su esposa Sofía Cuthbert, a través de Arancibia Clavel, quien era funcionario de la DINA y lo hicieron volar por los aires en capital federal.

La Corte (en el año 2004) dijo que cometer crímenes de lesa humanidad justamente era imprescriptibles, y fue instalando la base para que en poquito tiempo después se puedan reabrir y retomar los juicios de lesa humanidad (que la máxima autoridad penal de la República Argentina lo va a explicar brillantemente, y mejor que yo).

Y también tuvimos a Priebke, un pequeño Eichmann, no por el transporte, pero sí con algo que nos tocó muy común… Me tocó mucho también, porque Priebke ejecutó italianos en la Fosa de Ardeatinas, pero Priebke también, para completar el pedido de Hitler, ejecutó judíos italianos, que no tenía nada que ver con el pedido de Hitler. Acá demuestra discrecionalidad y la elección de los funcionarios nazis ideológicamente impregnados con la solución final.

También dijeron que los crímenes de lesa humanidad no son imprescriptibles, y este siniestro personaje, el Turco Simón… Daniel Rafecas nos habló de los vuelos de la muerte, jurisdicción internacional, detenciones en España, condenas en Francia, procesos en Alemania y procesos en Italia.

El Turco Simón disfrutaba ser nazi. Fíjense si el Turco Simón entra en la lógica de perfección de la tipología racial que manifestaban los nazis. No era más parecido a mí, normal, mestizo, petiso, gordito… pero ¿por qué lo hago de esta manera y lo analizo de esta forma? Para que veamos que es una locura, una locura total la ideología nazi y ser nazi en la actualidad; y lamentablemente proliferan los nazis.

También en base a esto y lógicamente como caldo de cultivo, hay dos causas que se están llevando adelante en la investigación, que es: el atentado a la Embajada de Israel, hace muy poquitos días atrás se resolvió ordenar la captura de Hussein Suleiman, y también de un colombiano perteneciente a la Yihad Islámica, que es José Salman El Reda, cuyo hermano, amigo de Moshen Rabbani también tiene un pedido de captura internacional en la famosa causa de la AMIA.

Esta es competencia originaria de la Corte (la de la Embajada porque es un organismo diplomático). Estas causas se están llevando adelante, lógicamente que es muy complejo; de investigación porque se depende de muchas cuestiones que escapan a la Argentina.

Y volvemos a hablar de las diferencias, y con esto ya sí les voy concluyendo. Voy nuevamente a hablar de religión. Quiero mencionarles a Abraham: 1900 años antes de Cristo, tuvo una amante y una esposa con autorización, Agar, de quien nació Ismael, quien fue el padre de los árabes (por así decirlo); y Sara mamá de Isaac, su esposa legítima, de donde nace el pueblo judío.

Ahora fíjense a lo que volvemos, son hermanos, son hermanos. Lógicamente los cristianos derivamos más cercanamente del judaísmo ¿sí? Son nuestros hermanos mayores, como hace poco tiempo atrás lo dijo Juan Pablo II y lo dijo también el papa argentino, el papa Bergoglio, el papa Francisco, y como creo que sostenemos todos los que somos creyentes o devotos. ¡Y parece que nada aprendimos! Aquí radica la importancia de la educación en forma definitiva. Como método de prevención pacífico.

[Fotografías] Armenios con su marcha de la muerte hacia la ciudad de Alepo (tristemente hoy sabemos lo que está sucediendo en Alepo); judíos europeos con sus marchas de la muerte; refugiados: sirios, kurdos y otros que están padeciendo también, como en África actual; y la aparición de este grupo yihadista ISIS, con una guerra de agresión total, con educación instructiva a sus creyentes, destrucción del patrimonio cultural como a los yazidíes (de quien hoy se están investigando justamente el crimen de genocidio con la tipificación actual); cristianos crucificados; pero sobre todas las cosas también, con eliminar de la faz de la Tierra al pueblo judío, un grupo radicalizado, ya sabemos, que no tiene apoyo; homosexuales asesinados, arrojados de los pisos. Fíjense cuántas simetrías encontramos; lógicamente, ideológicamente distinto.

Pero lo que es más triste y que mucho más me duele: en Italia, un grupo político de extrema, financió un video llamado “Israele, IL CANCRO”, llamando, prácticamente haciendo apología de un crimen, y bancando políticamente al Hamás, un grupo que (como nos dijo Roxin) es un grupo criminal.

Y en Latinoamérica también ha habido muchos apoyos. Cuando uno no piensa, se convierte en una torpeza política. Entre ellos, el alcalde de Colombia, Petro, de hace muy poquito tiempo atrás. Tremendo (un video que llegó en la lucha contra el antisemitismo) lo que ha manifestado.

Concluyendo, concluyendo… y le pido disculpas que me excedí un poquito en el tiempo, no sé cómo… Traté de reducir todo, lo mejor y lo más prolijo posible, y no faltarle el respeto a los oyentes.

Justicia, qué necesaria que es la justicia. Si hay justicia puede haber educación, si hay justicia pueden generarse vínculos de paz, si hay justicia podemos prevenir en relación al futuro como imagen de espejo, lógicamente sobre hechos tristemente ya acontecidos; y esto puede fluir como una cascada de paz. Pero, por sobre todas las cosas, y celebro que este seminario se celebre, Theodor Adorno nos dijo que: “Si la educación tiene un sentido, es evitar que Auschwitz se repita”; y: “el camino a la excelencia lo marca la educación”.

Y por sobre todas las cosas: “Es mejor educar para prevenir, que juzgar para condenar”. [Dr. William Soto Santiago]

Muchísimas gracias a todos ustedes.

(Ver archivo pdf de la presentación del autor de la ponencia)