GOBERNANZA Y JUSTICIA AMBIENTAL UNIVERSAL

Esta área de trabajo responde al objetivo específico:

  1. Trabajar por el reconocimiento mundial de la Madre Tierra como un ser vivo y la proclamación de la constitución de sus derechos, como las bases del establecimiento de una sólida gobernanza y justicia ambiental universal, para el respaldo legal y político de todas las acciones orientadas a la protección, preservación y defensa de la Madre Tierra y todos sus sistemas: atmósfera, hidrósfera, litósfera, biodiversidad y la familia humana.”

El propósito principal es la promoción y adopción mundial de instrumentos y documentos jurídicos, legislativos y políticos que contribuyan con los esfuerzos mundiales para frenar el impacto negativo que, hasta el momento, la humanidad ha ejercido sobre la Madre Tierra.

Desde el año 2015, la EMAP junto con expertos en estas áreas han trabajado sobre la base de las propuestas del Dr. William Soto Santiago, la consulta con los Pueblos Indígenas y sus conocimientos y saberes ancestrales, los tratados y resoluciones de la ONU y otros bloques internacionales y regionales, documentos y postulados científicos y humanísticos, en una serie de instrumentos jurídicos, legislativos y políticos que procuran principalmente reconocer a la MADRE TIERRA COMO UN SER VIVO, proclamar la constitución de sus derechos y así contribuir con la protección, preservación y defensa de su equilibrio ecológico y ambiental.

El documento: POR LA PAZ AMBIENTAL DE LA MADRE TIERRA: Propuestas de Gobernanza y Justicia Ambiental Universal, integra cinco propuestas ético-legales en materia ambiental para la protección de la Madre Tierra. Estas son:

  1. La Carta Ambiental Interamericana: Principios, valores y acciones ambientales que permitirán fortalecer el sistema interamericano en materia de protección para la Madre Tierra y un medio ambiente sano.
  2. La Proclama de Constitución de los Derechos de la Madre Tierra: Declaración para el reconocimiento mundial de LA MADRE TIERRA COMO UN SER VIVO y sus derechos inalienables.
  3. El Convenio Internacional para la Prevención y la Sanción del Delito de Ecocidio: Tipificación del ECOCIDIO como el máximo delito ambiental de orden nacional e internacional contra la Madre Tierra.
  4. El Convenio para la Protección de la Madre Tierra y creación de la Corte Interamericana para la Defensa de los Derechos de la Madre Tierra: Creación de una institución judicial interamericana especializada en delitos ambientales, descentralizada y autónoma.
  5. Las propuestas de los pueblos indígenas de América para la paz ambiental de la Madre Tierra: Conocimientos y saberes indígenas de la voz de sus ancianos, hombres, mujeres y jóvenes, con propuestas para su preservación, equilibrio ecológico y la paz de sus comunidades.

Es momento de tomar real conciencia de la gravedad del daño ambiental de la Madre Tierra, y esto solo es posible a través de la información, formación y educación en principios y valores fundamentales ambientales, con el establecimiento de sólidas acciones en gobernanza y justicia ambiental para la convivencia y el desarrollo armónico de los seres humanos con la Madre Tierra.

Detalles

Fecha: 
access_time Vie, 04/20/2018 - 07:11